Now Playing Tracks

Carta abierta de los ciclistas a las autoridades de Valdivia

Estas son las líneas que leyó Luis Moreno Romero frente al teatro Lord Cochrane hoy como parte de la Masa Crítica de ciclistas. Refleja el malestar que muchos sentimos cuando las autoridades se apropian de imágenes y aspectos que tienen que ver con estilos de vida y maneras de pensar nuestra ciudad, nuestra comunidad y nuestra sociedad para utilizarlos como meros elementos publicitarios, fetiches políticamente correctos y herramientas de marketing y relaciones públicas. La bicicleta no es un slogan más, no es un jingle, no es suya… ¡Es nuestra, es de todos! Una municipalidad que no ha hecho nada por los ciclistas, no merece usar la buena imagen ni los conceptos que su uso conllevan. Difundan la carta y cuando algo no les parezca limpio, háganselo saber a sus “representantes”.

Como valdiviano, hoy a minutos de la inauguración de la nueva versión de la Lluvia de teatro, me siento triste. Aún no logro dar con una explicación que me tranquilice, y es que después de 21 años que tengo y he vivido en esta ciudad, después de más de una década siendo parte del mundo artístico cultural, y después de varios años de adoptar la bicicleta como principal medio de transporte, veo que hoy tenemos una identidad hipotecada.
Fuimos elegidos como capital cultura; ¿pero qué cultura estamos creando? ¿qué imagen proyectamos al mundo, y qué somos realmente? Elegí el día de hoy para hacer conocer mi descontento, afuera de este teatro (teatro municipal Lord Cochrane) que me ha tenido en sus butacas, en su escenario y tras bambalinas trabajando para que el show no pare; este teatro que hoy y nunca me ha acogido junto a mi bicicleta.
Me siento transgredido y preocupado, al ver tanto el afiche, como el spot publicitario de este gran evento artístico cultural. Aún no logro aplacar mi disgusto y desacuerdo con la Corporación cultural municipal (CCM), presidida por el mismo al alcalde de la ciudad, ante el descaro que han tenido al utilizar la bicicleta como símbolo de esta nueva versión de la lluvia.
Concretamente: el teatro no tiene estacionamiento para bicicletas, la ciudad con todas sus posibilidades viales no cuenta con el espacio que como ciclistas necesitamos. No puedo creer que solo tengamos un estacionamiento público, que no aguanta más de diez bicicletas y, en la ciudad más lluviosa de Chile, no cuenta con ninguna protección contra las inclemencias del clima.
Solo me queda preguntar: ¿qué identidad estamos creando?¿somos realmente auténticos valdivianos, o solo vamos a la moda?

Luis Moreno Romero
Valdiviano y ciclista
Valdivia, martes 1 de julio, 2014

To Tumblr, Love Pixel Union